Su sepultura

SANTO DOMINGO – Fue sepultado el niño de tres años que necesitaba un trasplante de hígado, cuyo padre, un sargento de la Policía, se suicidó alegadamente ante la desesperación por la falta de recursos.

Aunque la familia del pequeño Josué Aquino luchó hasta el último momento y tocó varias puertas, no pudo reunir los recursos para realizar el trasplante de hígado que el pequeño necesitaba para salvarle la vida.

La madre del pequeño muy triste y desconsolada, cuenta que la última esperanza era un viaje a Boston, solo les faltaba un documento por obtener, para poder salir con el niño.

Aclara que aún no tenían el dinero necesario completo, pero ya tenían un acuerdo.

Familiares expresan que las pocas ayudas que llegaron apenas daban para los medicamentos.

Unos US$120 mil dólares costaría el trasplante de hígado que necesitaba el pequeño.

La madre del menor pide a las autoridades que se implementen políticas de donación y de trasplante hepático infantil, ya que según cuenta vio morir a 15 niños más con esta complicación.

Se recuerda que el Sargento de la policía Jorge aquino se suicidó en abril, el pasado año, tras la impotencia de no poder hacer nada por su pequeño.

ATENCIÓN: Este otro video no pertenece a esta noticia, es solo un video para que te lleguen todas nuestras noticias. Haz estos dos sencillos pasos solo una vez: MIRA EL VIDEO

Comments

comments