Señores ustedes tienen que escuchar a Marlon haciendo la historia de como le quitó la vida a Emely.

DUARTE, República Dominicana.- Marlon Martínez, imputado de asesinato por la muerte de la menor embarazada Emely Peguero, defendió este miércoles a su madre Marlin Martínez de la acusación que pesa en su contra en relación a este caso y dijo que la misma nada tuvo que ver con el deceso de su novia embarazada.

Marlon se expresó de ese modo al agotar su turno a la palabra ante el Segundo Tribunal Colegiado de esta provincia, que conoce el juicio de fondo de este caso.

Indicó que tenía un noviazgo con la menor con permiso de sus padres y que ambos estaban “bastante nerviosos por el embarazo”, debido a su inmadurez y juventud.

Agregó que el nerviosismo se debía en parte a no saber cuál podría ser la reacción del papá de Emely, el señor Genaro Peguero.

Al proseguir con su versión de los hechos, el joven dijo que se presentó primero con Adalgisa Polanco, la madre de la joven,  y luego junto a su padrastro, Roberto Camilo, en la casa de la menor, para asumir la responsabilidad del embarazo.

Según el relato de Marlon, Emely le comentó que quería que él fuera con ella a buscar los resultados de unos análisis que ella se practicó y él no rehusó hacerlo, sin consultarlo con su madre o la de su novia.

Marlon afirmó que Emely le dijo que se tomó una pastilla que él desconoce, porque ella le indicó que no soportaba los malestares y los pensamientos que le llegaban a la mente.

Agregó que de camino a San Francisco de Macorís, a buscar esos resultados, Emely se sentía mal, le comunicó a él que ella se equivocó del día cuando debía buscarlos y que convinieron en dirigirse al apartamento de su madre, Marlin Martínez, para conversar en privado sobre la situación, porque no habían tenido oportunidad de hacerlo.

Sostuvo que el apartamento quedaba en un cuarto piso, el ascensor no funcionaba, Emely tenía dificultad para subir las escaleras y al entrar al domicilio ella se sentía mareada, la llevó al baño, la menor le pidió agua, él fue a la cocina a buscarle un vaso y al regresar ella estaba nerviosa y sudando.

Marlon prosiguió diciendo que pasado un tiempo, ella no se sentía bien, estaba temblando y sudando y él se percató de que ella sangraba “por su parte íntima”. Dijo que él se puso nervioso, la cargó y la llevó al baño donde le echó agua, después la llevó a la cama y ésta no se movía.

“En ese momento quedé en blanco, no supe qué hacer o a quién llamar, me quedé paralítico por 15 o 10 minutos y no supe qué hacer”, refirió.

“No puedo seguir, yo quiero justicia, pero como dice la ley y la norma, no como todo mundo quiere”, dijo el imputado tras interrumpir su relato sobre los hechos.

Sin embargo, sostuvo que no hay posibilidad alguna de que su madre sea responsable de la muerte de la menor y afirmó que cuando todo esto pasó, Marlin se encontraba en Santo Domingo junto a la abuela de Emy del Carmen Peguero (Emely).

La novia de Marlon Martínez tenía unos cinco meses de embarazo al momento de su muerte y su cadáver presentó signos de violencia.

Fue hallada muerta dentro de una maleta en Cayetano Germosén, provincia Espaillat, el 31 de agosto de 2017, en estado de descomposición.

La adolescente, de 16 años de edad, fue reportada por sus familiares como desaparecida desde el miércoles 23 de agosto del mismo año.

Comments

comments