Habla Jason Vélez, el joven al que Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz le dio $5 antes de ser ultimado

Jason Vélez, la última persona que compartió con Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz antes de que fuera arrastrado hasta el exterior de una bodega en El Bronx y atacado a machetazos, dijo que no es responsable de la muerte del joven de 15 años.

Vélez dijo que la noche del crimen Junior le comentó que temía por su vida, ya que había recibido varias amenazas y que tuvo que cerrar sus cuentas de redes.

“Me dicen que tengo la culpa, porque yo fui la última persona que estuvo físicamente con “Junior”, que yo lo puse en la situación, pero yo no sabía lo que le iba a pasar a Junior“, sostuvo en entrevista con Mary Murphy Files, de PIX 11.

“Eran exactamente las 9:54 p.m. cuando intercambié textos con Junior, dijo que estaba jugando con su PlayStation 4, él bajo al bloque, me dio $5 dólares y me dijo que tenía ganas de ir a Adams Place, conocía a una chica que le gustaba.

En ese momento, supuestamente, Junior le dijo que, unos días antes en ese mismo lugar, un amigo con el que estaba fue perseguido hasta final del bloque y golpeado por un grupo de 60 jóvenes que llegaron en cinco autos. A Junior, supuestamente, lo habían mirado mal.

Vélez dijo que no jangueaba en Adam’s Place porque no le gustaba el grupo que iba allí.

El muchacho indicó que, a eso de las 11:30 p.m., recibió una llamada de la madre de “Junior”, Leandra Feliz, en la que preguntaba dónde estaba su hijo y que quería que regresara a la casa.

Aunque Velez dijo no estar metido en pandillas, sí reconoció que se ha metido en problemas, por lo que aseguró que quiere rehabilitarse lejos de Nueva York.

Velez, que conoció a Junior a través de su hermana Génesis con quien salía, dijo que era un buen chico, pero estaba en el lugar y con las personas que no correspondían.

“Con la calle no se juega”, expresó el entrevistado.

Comments

comments