Lo que dijeron los dos sicarios que le quitaron la vida a estos dos hombres. Esto fue lo que la Policía averiguó.

Por Ricardo Rodríguez Rosa.

SANTIAGO. Conflictos entre los integrantes del sindicato de la parada de minibuses donde el viernes fueron muertas a tiro dos personas, indujeron a que uno de sus miembros pagara 300 mil pesos a dos sujetos, los cuales ya están presos, para matar a Alberto Minaya Toribio, quien trabajaba en el lugar.

Del hecho, en el que también resultó muerto por efecto colateral Ramón Antonio Tejada de la Cruz, son acusados Víctor Toribio Toribio (La Panca), de 32 años y Luis Rafael Díaz Ramos (Rafita), de 27, detenidos la mañana del sábado.

Esta mañana, la Policía informó que en el proceso de investigación del caso se determinó que los sicarios fueron contratados por una persona sólo identificada por ellos como Jaime o El Negro, quien se encuentra prófugo.

Además de Jaime o el Negro, la Policía dijo que activa la localización de otra persona identificada como Marluis Rubén Sosa Gómez, quien era el intermediario para contratar a los victimarios y entregar el dinero acordado.

También, a un tal Alexander el Cojo, quien es señalado como la persona que facilitó la motocicleta en la que se transportaron los dos homicidas para matar Minaya Toribio.

Según la confesión de ellos, Jaime o El Negro les pagó 300 mil pesos por quitarle la vida a Minaya Toribio, quien era el encargado del control de la parada de autobuses ubicada en la calle 30 de Marzo esquina Salvador Cucurullo de Santiago, donde ocurrieron los hechos a mediodía del pasado viernes pasado.

Además de Jaime y/o El Negro la policía activa la localización de otra persona identificada como Marluis Rubén Sosa Gómez, quien era el intermediario para contratar a los victimarios y entregar el dinero por el acuerdo.

La Policía señaló que tras profundizar las pesquisas determinó que el hecho se debió a un conflicto entre varios miembros del sindicato al que pertenecía el hoy occiso Minaya Toribio.

Comments

comments